La maravillosa aventura de aprender a leer

La maravillosa aventura de aprender a leer

Muchos nos pedís asesoramiento de cuentos y libros para los primeros lectores. Queréis recomendaciones para iniciarles en esa maravillosa aventura que es aprender a leer.

Lo habitual en el aprendizaje de la lectura es que los niños primero se familiaricen con la letra mayúscula, también llamada “letra de palo” y, posteriormente comiencen con la letra caligráfica o “letra ligada”. Así que, os vamos a hablar de algunos libros de cada tipo que nos encantan y solemos tener en nuestras estanterías.

Para empezar diremos que la lectura en voz alta de cuentos a nuestros peques a edades bien tempranas es una manera fantástica de iniciarles en la lectura de libros. Así, desde que son bebés, podemos cantarles y contarles cuentos sencillos. Además de estimular su habla y su lenguaje, estaremos favoreciendo el vínculo y disfrutando de pequeños momentos en familia.

En este sentido, algunas colecciones que nos gustan mucho para estas primeras lecturas son “La cereza”, de la editorial Combel y “De la cuna a la luna”, de la editorial Kalandraka.

Estos libros, en pequeño formato y con hojas de cartón, son ideales para las pequeñas manitas de los bebés. Las ilustraciones son muy limpias y el sencillo texto es rimado, lo que les encantará a los chiquitines. Además, con las rimas los niños se dan cuenta de la musicalidad, el ritmo y la sonoridad del lenguaje y empiezan a aprender, de forma divertida y lúdica, que las palabras están formadas por sonidos.

Colección «La cereza», de la editorial Combel.

portada del libro en el que aparece un personaje comiendo una manzana

Ñam Ñam. Colección La Cereza, editorial Combel.

Los libros de la colección “La cereza” nos  encantan porque incluyen un código QR con el que podremos escuchar el cuento de manera cantada.

Cuando mis peques eran chiquitines les cantaba “Ñam ñam” mientras les daba de comer, y con “Le pondremos un bigote” disfrutamos un montón aprendiendo partes de nuestra cuerpo.

Fueron los primeros títulos de una colección que se ha ampliado mucho.

portada del libro en el que junto al título aparece un gran bigote

Le pondremos un bigote. Colección La Cereza. Editorial Combel.

Colección «De la cuna a la luna», de la editorial Kalandraka.

Por otro lado, los libros de la colección “De la cuna a la luna” nos gustan también un montón y son bastante conocidos. Están escritos en mayúscula, así que son fantásticos para rescatarlos cuando los niños empiezan a leer con este tipo de letra. Nosotros disfrutamos con “Luna”, que es todo un clásico, y con “Cocodrilo”, perfecto para aprender los colores.

Aunque no tienen un código QR donde descargarse la melodía, las canciones que se asocian a cada cuento son súper conocidas y las encontrarás fácilmente en internet.

Portada del cuento en el que sale dibujado un cocodrilo

Cocodrilo. Colección De la cuna a la luna. Editorial Kalandraka

Portada del libro en el que aparece una luna decreciente sobre un cielo estrellado

Luna. Colección De la cuna a la luna. Editorial Kalandraka

“Juego de letras”, de la editorial Kalandraka, es de los mismos autores que la colección «De la cuna a la luna». Este libro de pequeño formato tiene las hojas de cartón y está escrito con letra de palo. Desde la A hasta la Z, encontraremos debajo de cada solapa un juego poético y melódico de cada letra. Sin duda un libro para disfrutar con los pequeños de la casa y que podremos rescatar para iniciar la lectura en mayúscula.

aparecen varios libros de canto y en primer plano el libro juego de letras

Juego de letras. Editorial Kalandraka

Cuentos ilustrados que invitan a leer.

También, para niños de 3 a 6 años, existen infinidad de álbumes ilustrados que son fantásticos para poder leer a los pequeños de la casa.

Cuanto más entusiasmo demostremos al leer un libro, más lo disfrutarán nuestros peques. Usar diferentes voces según los personajes y divertidos sonidos de animales, ayudará a que los niños se entusiasmen con la historia.

En estos libros la ilustración y el texto se suelen complementar a la par. Es genial poder observar las ilustraciones con los niños, fijándonos en los detalles y de esta manera favorecer el diálogo.

Ademas, los libros son una herramienta fabulosa para ampliar vocabulario. Si los peques nos preguntan o si creemos que alguna palabra no conocen, merece la pena hacer una pausa y hacer aclaraciones. La lectura, de esta manera, será mucho más enriquecedora. 

En casa los álbumes ilustrados ocupan estanterías y estanterías… Los hay muy divertidos y otros que aportan valores. Imposible deciros los títulos, porque son muchos. Pero, dentro de los álbumes ilustrados, hay algunos en los que algunas palabras están escritas en mayúscula, genial para compartir lectura con los peques que están empezando a leer.

Algunos de estos libros que en casa nos encantan son “¡Que vienen los piratas!”, de la editorial Edelvives, y “Dos ardillas y una piña”, también de la editorial Edelvives.

portada del libro en el que aparece dibujada una colina y en todo lo alto un niño avisando de que vienen los piratas

¡Qué vienen los piratas! Editorial Edelvives

portada del libro en el que aparecen dibujadas pos ardillas infadadas

Dos ardillas y una piña. Editorial Edelvives

Por otro lado,  existen algunos álbumes ilustrados con el texto íntegramente en mayúscula. Es el caso de “La pequeña oruga glotona”, de la editorial Kókinos. Un álbum ilustrado que nos parece imprescindible en nuestras librerías.

Narra la historia de un huevecito que aparece un día en una hoja y, con el paso de los días, se transforma en mariposa. El libro es fantástico por su sencillez y colorido. Además, con él los niños aprenderán los días de la semana y algunos alimentos. También podrán iniciarse en el conteo y conocerán de una manera preciosa la metamorfosis de la oruga en mariposa. Para terminar, deciros que existe en varios formatos: en papel, con pop-ups, con hojas de cartón en dos tamaños…

En casa tuvimos el formato mini con hojas de cartón. Fue la primera historia narrada que les leí a mis hijos. Tanto se lo contaba, que me lo sé de memoria, y recientemente tuve que forrarlo de lo “destrozadito” que estaba. Este será uno de los libros que guardaré en la caja de bebes que tengo de mis hijos, y que les regalaré cuando sean mayores. Seguro que cada persona tiene un libro especial. En nuestra casa es este. Un libro para el recuerdo.

Foto en la que aparecen de canto varios libros y el cuento de la pequeña oruga glotona de portada

La pequeña oruga glotona. Editorial Kókinos

También con un texto escrito en letra mayúscula nos encontramos con “Un libro”, de la editorial Kókinos. Consigue hacer de la lectura un juego y un placer. Al abrir este libro solo se ve un circulo amarillo sobre la página en blanco. El texto en mayúscula, invita al lector a pulsar este círculo con el dedo y averiguar qué ocurre…

Círculos rojos, amarillos y azules se desdoblan, cambian de lugar, se colocan en fila, crecen… Incluso están a punto de caerse por el borde del libro o volar hasta desaparecer. Todo depende de lo que el niño haga, si los aprieta, los frota, sopla sobre ellos o los agita…

Genial para empezar a leer y promover la comprensión lectora.

portada del libro en el que aparecen tres círculos de color azul, rojo y amarillo

Un libro. Editorial Kókinos

Cuentos para aprender a leer

No obstante, lo más importante que debemos recordar es dejar que los niños sigan su propio ritmo y que se diviertan con lo que están haciendo. No debemos olvidar que aprender a leer no es un objetivo curricular en la etapa de educación infantil y, aunque nos sintamos presionados por el entorno, si nos mostramos insistentes y obligamos a leer a nuestro hijo antes de que esté listo, posiblemente lo que conseguiremos en el peque es un sentimiento de frustración y rechazo hacia la lectura y los libros.

De hecho, aprender a leer debería ser una etapa estimulante de descubrimiento y disfrute.

Por eso, existen muchas formas de enseñar a los niños a leer.

Unas ponen el énfasis en el reconocimiento de la palabra y enseña a los niños a comprender el significado completo de una palabra por cómo se usa.

Otras se basan en la fonética, es decir, en el aprendizaje de los sonidos que las letras representan.

Independientemente del método utilizado en el cole, nosotras lo que queremos es recomendaros una serie de libros para que los peques se puedan iniciar en la lectura y disfruten con ello.

En este sentido “Día a día, letra a letra, de la A a la Z”, de la editorial Beascoa, es genial para empezar a leer porque el texto rimado está escrito con los dos tipos de letra” mayúscula y cursiva. De este modo, los pequeños lectores podrán escoger el método que mejor les convenga.

La protagonista es una niña muy graciosa que nos enseña las letras del abecedario mientras disfrutamos con las rutinas y las actividades del día a día.

Además, en cada página podremos jugar al “veo veo” buscando objetos que empiecen por la letra con la que estemos.

Día a día, letra a letra. Editorial Beascoa

portada del libro en que aparece la protagonista de la historia
portada del libro en la que aparece el topo sherlock siguiendo unas pisadas

Una vez que los niños empiezan a leer con letra cursiva, generalmente aumenta la cantidad de texto. Por esta razón, algunos libros incluyen pictogramas (es decir, algunas palabras se sustituyen por pequeños dibujos) para facilitar la lectura. 

Nos gusta mucho la colección de “Sherlock Tópez”, de la editorial Edelvives. Este topo detective se encarga de resolver los divertidos casos que surgen en el bosque. En cada libro además, los lectores conocerán algunas peculiaridades y características de algunos animales del bosque.

Por último, no podríamos dejar de recomendaros “32 cuentos de la A a la Z”, de la editorial Bruño. Fue un regalazo que recibió mi hija mayor y que estamos volviendo a disfrutar a tope con el pequeño, ahora que está aprendiendo a leer.

En este caso hablamos de un maletín que contiene 32 cuentos para aprender a leer con las letras del alfabeto.

Son pequeños cuentos, escritos en letra cursiva, donde resaltan en color rojo la letra protagonista del cuento. Y al final de la historia encontraremos un montón de actividades variadas para seguir disfrutando con los niños.

Además, como las historias son cortitas, resultan perfectas para las ocasiones en las que les queremos leer un cuento cortito antes de dormir. Aunque es posible que más de uno quiera que les leáis más de una letra. ¡Avisados quedáis!

foto en la que aparece el maletín del que salen algunos de los libros que se incluyen

Maletín Zoo de las letras. Editorial Bruño.

Esperamos que os hayan resultado interesantes nuestras sugerencias y deseamos de corazón que disfrutéis con vuestros peques de esta maravillosa etapa de descubrimiento de la lectura.

Y una última cosa, sigamos leyendo a nuestros hijos, incluso después de que hayan aprendido a leer. Un niño puede escuchar y comprender historias más difíciles de las que puede leer por su cuenta.

Atesorar ratitos de lectura compartida con nuestros hijos es una de las mejores cosas, tengan la edad que tengan.

La Marmota
La Marmota
¡Gracias por estar en mi Blog! ¡Si quieres comentar esta entrada me hará mucha ilusión!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.